Entrevistas

Inspírate con sus testimonios

En la Newsletter de la #bbs cada mes os presentaremos un profesional del ámbito de la selección, reclutamiento, formación y /o desarrollo que puedan aportar insights nuevos y de valor para el sector.

Os proponemos que podáis inspiraros a partir de su testimonio.

Les preguntamos acerca del presente y el futuro de la formación, de los Recursos Humanos y el desarrollo de los profesionales del sector del Beauty.

 

⇒ Disfruta de su testimonio, en vídeo o en entrevista escrita

Clica en la imagen ⇓ y accede a la entrevista.

Clica en la imagen ⇓ y accede a la entrevista.

¿Cuál es la propuesta de valor de Growpath?

Growpath es la comunidad de coaching en tu bolsillo, para el desarrollo personal y profesional. Una plataforma en la que encontrarás herramientas de assessment para evaluar tu perfil de competencias profesionales, lo que te permite obtener un informe personalizado con la descripción de tus áreas de desarrollo, y los contenidos más vanguardistas (programas express en streaming, paquetes de microconferencias, entre otros) y los expertos más reconocidos en sus áreas de experiencia (coaches y mentores), que te acompañarán en el desarrollo de las áreas de competencia en las que necesites soporte.

¿Cuál crees que son las soft skills más demandadas por las empresas actualmente?

Según el ​análisis de LinkedIn​, las empresas buscaron durante el año pasado, una combinación de habilidades tanto “duras” como “blandas”, con la creatividad encabezando la lista de atributos deseados. Los hallazgos coinciden con el informe Future of Jobs del Foro Económico Mundial, que concluyó que las habilidades “humanas” como la originalidad, la iniciativa y el pensamiento crítico, aumentarán su demanda a medida que avanza la adopción tecnológica y la automatización.

Para resaltar la importancia que esto tiene, cabe mencionar al editor de LinkedIn Learning, Paul Petrone, quien señaló que “fortalecer una habilidad blanda es una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu carrera”. Decía que además, “el aumento de la IA solo hace que las habilidades blandas sean cada vez más importantes, ya que son precisamente el tipo de habilidades que los robots no pueden automatizar”.

Pero, volviendo al estudio de Linkedin, ¿cuáles son las habilidades transversales más buscadas? Pues son las siguientes:

1. Creatividad, ya que si bien los robots son excelentes para optimizar ideas preexistentes, las organizaciones necesitan personas creativas que puedan concebir las soluciones del mañana.

2. Persuasión, pues tener un gran producto, una gran plataforma o un gran concepto es una cosa, pero la clave es persuadir a las personas para que lo compren.

3. Colaboración, a medida que los proyectos se vuelven cada vez más complejos y globales en la era de la IA, la colaboración efectiva adquiere mayor relevancia.

4. Adaptabilidad, en tanto que una mente adaptable es una herramienta esencial para navegar en el mundo cambiante de hoy, ya que las soluciones de ayer no resolverán los problemas de mañana.

5. Gestión del tiempo, una habilidad atemporal, como es dominar la gestión del tiempo hoy te servirá el resto de tu carrera.

6. Gestión de personas, el mundo ha cambiado de un modelo de “mando y control” a un modelo de liderazgo orientado al desarrollo de las personas y potenciar el talento en los equipos.

7. Liderazgo de ventas, una de esas habilidades que siempre se demandan y que se está volviendo cada vez más difícil de encontrar.

8. Marketing en redes sociales: las redes sociales siguen siendo una forma popular de comunicarse digitalmente, más aún, cuando las nuevas plataformas se están convirtiendo en disruptores del mercado.

9. Análisis de negocios, similar a la toma de decisiones basada en datos, pues cada vez más empresas confían en los analistas para que les ayuden a guiar las inversiones estratégicas.

10. Comunicaciones corporativas, muy enfocadas en las redes sociales, con la consideración de que las acciones locales pueden tener repercusiones globales, lo que requiere habilidades para gestionar también las potenciales crisis de reputación.

¿Cuáles son sus principales motivadores para demandar estas soft skills y no otras?

Creo que se podrían señalar hasta cuatro fuerzas que impulsan, de puertas adentro en la empresa, la necesidad de desarrollar las capacidades que hemos señalado en las personas empleadas:

  1. El incremento de la automatización en los puestos de trabajo, con un impacto inversamente proporcional al nivel educativo que requieren las posiciones, es decir, a menor nivel educativo, mayor amenaza de la robotización.
  2. La falta de talento disponible en el mercado de trabajo.
  3. La reducción de la movilidad de personas trabajadoras entre los diferentes

    mercados.

  4. El impacto del envejecimiento de la población en la disponibilidad de talento en las

    organizaciones. Consideración especial requerirá en el futuro inmediato esta amenaza, que habrá que repensar estratégicamente, ya que si hablamos de upskilling,​ quizás debemos empezar a hablar de​reskilling​ en el colectivo de mayor edad, creciente en la sociedad, y que a la vista de estos datos no es suficientemente tenido en cuenta en las organizaciones.

¿Crees que las empresas del sector beauty también deberían apostar por estas soft skills?

Creo que estas capacidades son fundamentales en un sector de tanto valor añadido como es el sector Beauty y, como otros sectores, atraer y retener a los profesionales más cualificados será clave para alcanzar los resultados que las empresas desean y que una plataforma como Growpath puede contribuir de manera significativa a ello.

El desarrollo de estas habilidades blandas es fundamental para potenciar el talento actualizado, ponerlo en valor en aquellos proyectos estratégicos para las compañías e impulsar la carrera profesional de las personas. Pero la formación y desarrollo de las personas no pueden resultar ser acciones aisladas. Se requiere construir una cultura corporativa fuerte y desplegar para ello un conjunto de políticas y prácticas coherentes que marquen el camino por el que se ha de transitar para alcanzar el propósito empresarial y los objetivos de negocio. Una cultura de corresponsabilidad en la consecución de resultados y, por tanto, basada en la delegación, en la transparencia en la comunicación y en la digitalización para llegar de una manera diferente al cliente. Con políticas bien definidas y coherentes de selección e incorporación de las personas, de fidelización y retención, de desarrollo del talento, de evaluación del desempeño, de feedback y de retribución, así como de desvinculación cuando esto sea necesario.

Cuando se dice que las empresas están apostando por el upskilling y/o el reskilling, ¿es una teoría o una realidad?

El incremento de las capacidades de las personas en las organizaciones emerge como una de las estrategias para afrontar los retos empresariales en un entorno de incertidumbre.

De acuerdo con el último de ​23rd Annual Global CEO Survey​ PWC, publicado antes de iniciarse la crisis sanitaria que estamos viviendo a nivel global, el 53% de los CEO’s encuestados manifestaba un panorama incierto sobre el crecimiento de sus negocios en 2020, cuando en 2018 se situaba en 5%. En España, la tendencia no es diferente, incluso se acentúa. Un 73% de los CEO’s entrevistados consideran que los ingresos de sus compañías se reducirán a lo largo de este ejercicio, un 71% que la ralentización será moderada sin entrar en recesión, y hasta un 78% de estos, consideran que la economía global empeorará. Parece que estos hubieran tenido una bola de cristal.

Para los CEOs españoles, las cinco principales amenazas son, por este orden, el exceso de regulación -especialmente en materia laboral-, los ciberataques, la velocidad del cambio tecnológico y la incertidumbre política y geopolítica.

Se calcula que a mediados de la década de 2030, el 30% de los empleos están potencialmente en riesgo de desaparecer como consecuencia de la automatización. Sin embargo, solo el 18% de los CEOs entrevistados globalmente y el 20% de los españoles, dice haber realizado progresos significativos a la hora de poner en marcha programas de upskilling. Queda mucho camino por recorrer todavía.

¿Crees que las empresa que apuestan por la formación están mejor vistas por sus trabajadores?

Los CEO’s cuyas compañías van más avanzadas en la implantación de programas de formación y desarrollo, señalan que estos han tenido un significativo impacto en el incremento de la vinculación, en la innovación y en la atracción y retención del talento. Asimismo, señalan su clara contribución a la hora de construir una cultura de compañía fuerte, en el aumento de la productividad y en su apoyo a la transformación digital de sus negocios. Creo que esto es más que significativo, si consideramos que son ellos mismos los que lo señalan, para justificar el impacto positivo del desarrollo de las personas en las organizaciones.

Sin embargo, también se ve cómo aparecen algunos obstáculos para llevar adelante estas iniciativas de desarrollo, entre las que el estudio arroja como principales la falta de motivación de las personas empleadas o la escasez de recursos, así como la retención del talento formado.

Nos debería hacer pensar sobre qué necesita nuestra cultura de compañía para construir un espacio donde las personas empleadas se vean como parte de una comunidad, a la que se sientan vinculados. Las iniciativas de desarrollo no suelen ser suficientes para motivar y retener, pues estas acciones han de formar parte de un conjunto más amplio de medidas coherentes entre sí. Más aún en la era digital, donde resulta imprescindible dotar de un nuevo sentido al papel de las personas en las organizaciones (y al concepto de trabajo en sí mismo) y que todas sus iniciativas estén sostenidas por valores claros que contribuyan a alinear personas, cultura y estrategias de negocio, en el corto y largo plazo.

¿Por qué formar a nuestros equipos en coaching y/o mentoring?

Las habilidades de coaching y mentoring en las personas de nuestros equipos son fundamentales, no solo para lograr los resultados que estos esperan, sino para prestar atención al hecho mismo de cómo lograrlos. Ello supone dar relevancia a la cultura que queremos crear en nuestra organización.

Las habilidades de coaching y mentoring ponen el foco en construir relaciones de calidad y a largo plazo, basadas en conversaciones transparentes y poderosas, en desarrollar una cultura de feedforward y feedback, en implicar a las personas en torno a un propósito compartido y unos objetivos comunes y en la corresponsabilidad por el logro que se pretende alcanzar.

¿Cómo crees que ha cambiado la formación en el entorno VUCA en el que nos movemos?

Quizá nunca antes como ahora había estado mejor representado el concepto VUCA (Volátil, incierto, complejo y ambiguo). En medio de una crisis sanitaria global con efectos sistémicos en las personas y las familias, en las empresas y todo tipo de instituciones y en la economía y la sociedad, hemos descubierto nuevas maneras de trabajar y de relacionarnos, así como nuevas maneras de aprender y formarnos.

Creo que en este contexto se están experimentando con nuevos canales digitales, nuevos formatos y nuevas metodologías, adaptadas para superar las barreras físicas, geográficas, temporales y de accesibilidad.

Por ello, plataformas como Growpath crecen ofreciendo programas en streaming, con una duración, formatos y metodologías adaptadas al entorno digital. Con modelos pedagógicos enfocados en el aprendizaje continuo a lo largo de la vida para personas adultas. Ofreciendo un contacto directo con los mejores expertos en cada una de las áreas de experiencia y los contenidos más avanzados y vanguardistas del mercado. Combinando metodologías de autoaprendizaje y de soporte personal, a través de coaches y mentores, para facilitar el avance en el aprendizaje y desarrollo.

Y en tu opinión, ¿cómo ves la formación del futuro?

Hay motivos para ser optimistas y para pensar que los esfuerzos de las compañías por formar y desarrollar a sus personas y equipos tiene un impacto positivo en el negocio, como ya vemos. Además, los CEO’s que lideran avanzados programas de formación y desarrollo implantados en sus organizaciones también manifiestan mayor optimismo y confianza en relación al futuro y al crecimiento económico global, 34% respecto al 15% de aquellos que están iniciando sus pasos en la implantación de programas de formación y desarrollo de personas. Asimismo, manifiestan más confianza en que crecerán los ingresos de sus compañías, 38% respecto al 20% en el otro colectivo.

El contexto actual es propicio para preparar las organizaciones para dar el siguiente paso, optimizando el talento y poniéndolo en valor allá donde cada empresa lo necesita en este momento para construir un futuro sostenible y resiliente.

¿Qué representa para ti trabajar en el sector beauty?

Estar en un sector muy activo, innovador, cambiante, con fuerte valor añadido y con una doble componente “científica” orientada a los resultados y otra más de “indulgencia” del placer de cuidarse. Todo ello lo hace exigente, vaya que no puedes parate nada. A ello le añadimos su globalización.

¿Por qué crees que es importante la formación en nuestro sector?

Pienso que la formación es muy importante independientemente del sector. Los cambios cada vez se producen de forma más rápida en muchos aspectos, como por ejemplo:

  • La tecnología se impone cada vez más en nuestra forma de vender y de trabajar
  • La innovación es un elemento clave y la formación nos ayuda a abrir la mente, a saber analizar el mercado y la competencia y a buscar técnicas que nos ayuden a mejorar los procesos de innovación.
  • El cliente exige cada vez más un servicio y un modelo de venta mucho más profesionalizada e individualizada.
  • El retail y el ecommerce evolucionan constantemente y estar al día de lo que pasa a nivel global es básico
  • El consumidor evoluciona: sus hábitos, sus valores, sus rituales,…

Todo ello solo es posible si constantemente aprendemos nuevos conocimientos y adquirimos nuevas competencias.

¿Cómo puede la formación contribuir a alcanzar los objetivos estratégicos de la empresa?

En la respuesta anterior ya podemos ver como ayuda la formación a conseguir los objetivos empresariales, pero a nivel macro, podemos decir que en el plan estratégico de la empresa definimos tanto los objetivos como nuestra propuesta de valor para el cliente, y con ello, las core capabilities que nos permitirán conseguirlo. Para asegurar que tenemos esas core capabilities, primero hacemos una evaluación del punto en que estamos y luego trazamos las líneas de formación y desarrollo necesarias para enfocar y desarrollar a las personas en esas competencias clave.

¿En qué formato impartís la formación actualmente: presencial, online o de forma híbrida?

Nuestro modelo de formación combina una experiencia profesional robusta en el puesto de trabajo, con formación formal (tanto online como presencial) y la experiencia peer to peer, que se basa en compartir el talento y conocimiento de nuestros compañeros de MartiDerm.

¿Es la formación un argumento clave para atraer el talento a vuestra empresa?

Somos una empresa en crecimiento, no somos una multinacional (aunque operamos internacionalmente), por lo que evitamos mucha burocracia, y tenemos un tamaño que nos permite ser muy ágiles. Con ello, una de las cosas que más atrae al talento que buscamos es que el impacto del trabajo y las decisiones que cada uno de nuestros empleados toma lo percibe directamente. Eso incrementa tanto el nivel de responsabilidad a todos los niveles (accountability) como el grado de aprendizaje y desarrollo.

¿Cuáles son las soft skills que más priorizáis cuando reclutáis talento?

Depende del perfil que busquemos, las soft skills pueden variar, pero como base para todos podríamos indicar:

  • Espíritu emprendedor (iniciativa, proactividad, etc.)
  • Flexibilidad y capacidad de adaptación
  • Capacidad analítica y de toma de decisiones
  • Capacidad de trabajo en equipo

¿Habéis trabajado en el upskilling o reskilling de vuestros equipos?

Si entendemos como Reskilling el reciclaje de trabajadores, si, y si entendemos como Upskilling la “capacitación adicional”, también, sobre todo en los equipos comerciales. Como ejemplo hemos diseñado un el Programa STAM (Sales training in Action de MartiDerm) donde queremos empezar a profesionalizar los procesos de venta, así como fomentar los canales digitales, por lo que estamos capacitando al equipo tanto en las skills que son necesarias a corto plazo como en las que podrán serlo a medio plazo.

¿En qué momentos y de qué forma identificáis una necesidad de formación?

Sobre todo en el momento que queremos plantearnos mejoras o futuros cambios / transformaciones.

¿Cómo evaluáis la eficacia de la formación?

Con encuestas de satisfacción y utilidad en el puesto de trabajo

¿Ofrecéis coaching y/o mentorship a vuestros equipos?

Si, en casos específicos para necesidades muy concretas

En tu opinión, ¿cómo debería ser la formación del futuro?

Creo que se deberíamos fomentar mucho más el “peer to peer”, debemos aprovechar y compartir el conocimiento interno que tenemos, y esto siempre ha sido una tarea compleja y pendiente en muchas empresas.

También deberíamos aprovechar el networking profesional externo que tenemos (profesionales expertos), que aporten formaciones muy prácticas en formato webinar que sirvan de ejemplo e inspiración para los empleados.

¿Cómo os puede ayudar la BBS en la mejora de la formación de vuestros equipos? 

Como parte del cluster del sector beauty, creo que será “el” especialista, me explico:

  • A través de sus socios nos ayuda a hacer un benchmark de las necesidades de formación y asi descubrir oportunidades no detectadas por nosotros.
  • A través de sus socios tiene acceso al “conocimiento de toda la cadena de valor” y tiene expertos y especialistas con lo que yo llamo la “actitud cluster” es decir generosidad y ganas de compartir experiencia, conocimiento,… lo cuál nos da acceso a un conocimiento único.
  • Como proyecto innovador y ambicioso dando formaciones prácticas de rápida implementación.

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Sé el primero en saber las actividades y formaciones que lanzamos desde la Beauty Business School!