Blog

Artículos

EXISTE EL LENGUAJE DEL OLOR, con Ramón Monegal

La tercera sesión del Módulo 1 del programa formativo Universo y Aplicaciones de la Perfumería nos invitó a conectar con la esencia de la perfumería. Con la única consigna de realizar una introducción al universo de la perfumería, Ramón Monegal nos guió en un viaje hacia lo auténtico y lo genuino, a la motivación y a la inspiración del mágico proceso de creación de un perfume. 

En palabras de Eva Lluch, CEO de Lluch Essence, quien tuvo el honor de presentarlo al grupo de estudiantes de la formación: “Insistió en que sólo se le presentara como perfumista. Es un gran profesional humilde y cercano ; que “destila” entusiasmo y pasión por el mundo de la perfumería.” 

Por mucha experiencia que atesoremos, siempre es conveniente conectar con la base del conocimiento y con lo que nos motivó a elegir el camino profesional que iniciamos. Detenerse y hacer un ejercicio de consciencia que te conecte con lo esencial hará que el proceso creativo parta de otro lugar, y que el resultado que obtengas sea más significativo. Esto, trasladado al mundo de la perfumería, nos lleva a recordar una de las frases de Ramón Monegal “lo mas importante es tener un criterio” porque

“lo primero que tiene que hacer un perfume es comunicar”

 

“Hay en el perfume una fuerza de persuasión más fuerte que las palabras, el destello de las miradas, los sentimientos y la voluntad.”

El perfume de Patrick Suskind

 

El olor existe para identificar y cualificar las cosas. El olor no tiene género, eso fue un artificio creado por la moda. Donde deberíamos remitirnos es a la naturaleza, donde encontramos todas las notas olfativas, considerando de la raíz al fruto.  

De los perfumistas, considera que son inventores de olores. Olores que deberían ser elegidos por sus valores. Por mucho que se trate de mezclar ingredientes naturales y sintéticos, se produce una auténtica alquimia que lo que debería buscar es hablar de algo, conmover o transmitir un mensaje. 

Para diseñar un perfume hay que crear un guión del perfume, un briefing desde el punto de vista más romántico, un storytelling que plasme a nivel olfativo lo que se quiere contar.  

Como consumidores, deberíamos pensar en el perfume como algo más allá que un mero accesorio.

“Un perfume es el responsable de nuestra imagen olfativa”

ya que va por delante nuestro y se queda cuando ya no estamos.  

La perfumista Sandra Iruela y creadora de Sandir Perfumes, presente en la sesión como una de las Coordinadoras de la formación, destacó que fue una sesión muy interesante, que puntualizo en temas que se dan por supuesto pero que tienen que ser explicados. Sandra coincidió con Ramón Monegal al afirmar que “aportar conocimiento y formación al consumidor final es algo que puede ayudar al sector de la perfumería.” 

Desde la Beauty Business School y el Beauty Cluster, queremos dar las gracias a Ramón Monegal por abrirse y compartir con nosotros el auténtico latir de lo que significa para él ser perfumista y aportar desde la pasión, la generosidad, la autenticidad y la experiencia. En palabras de Eva Lluch, “Los alumnos han tenido la gran suerte de tener un gran maestro de la perfumería reconocido a nivel mundial compartiendo experiencias. Un lujo a todos los niveles.” 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Sé el primero en saber las actividades y formaciones que lanzamos desde la Beauty Business School!