Blog

Entrevistas

Entrevista a Puri Martínez, Sensalia Labs

¿Cómo ha sido tu trayectoria profesional y qué te llevo a dedicarte a las personas y al desarrollo? 

Siempre he sido muy curiosa, una apasionada por descubrir el poder de la mente y como poder sacar todo su potencial. Ya de pequeña era la señorita Francis de mis amigas, me ponía en la silla al lado del teléfono y nos pasábamos horas hasta que mi madre me descubría. A ellas les encantaba mi capacidad de escucha y mis preguntas. Ya tenía madera de coach . 

Desde ahí siempre he tenido mucho interés por ayudar a las personas, para mí es un móvil fundamental, y para ayudar tienes que conocerte. Me considero una eterna aprendiz, y mi mayor tesoro son mis libros de autoconocimiento, coaching y liderazgo. Cuando fui consciente de que nuestros pensamientos dirigen nuestra vida, y que podemos elegir un camino u otro, supe que tenía que compartirlo y ayudar a otros a despertar a este potencial que todos tenemos dentro.  

¿Eso se debe respirar en tu manera de gestionar las cosas? 

Totalmente. En Sensalia Labs nuestro valor principal es el autoliderazgo. Todo el mundo sabe las directrices, es clave el compromiso, la responsabilidad y dar lo mejor de ti al resto. No se penaliza el error, fomentamos la proactividad y que se hagan las cosas, aunque nos equivoquemos. 

Para mí, la clave es el autoconocimiento, que cada uno se conozca y que sepa que la persona de al lado es diferente, porque honrando y respetando esa diferencia, construimos entre todos. 

Nos pasamos todo el día muchísimas horas trabajando juntos, y para mí la empresa en general es una excusa para el desarrollo personal y profesional. Es decir, la interacción con otro compañero nos ayuda a conocernos, nos hacemos de espejo. Uno no puede ver sus carencias, su ego o su sombra sin interactuar con alguien que le hace de espejo. Si algo me hace reaccionar o saltar no es por aquella persona, tengo que ver qué ha movido eso en mí. La responsabilidad de responder versus reaccionar es mía. Es saber identificar qué es eso que me está generando a mí una disfuncionalidad. Es muy enriquecedor ir con esa escucha por el mundo, pues es lo que nos va a permitir crecer tanto personal, como profesionalmente.  

Para todo ello la comunicación y el saber trabajar en equipo son fundamentales. Además de la curiosidad, el entusiasmo y la sonrisa. Una sonrisa siempre genera buena energía en el equipo. 

En Sensalia Labs todos sabemos nuestros objetivos y el control es autocontrol basado en los valores, es decir cada uno tiene la responsabilidad de hacer su parte lo mejor posible, de dar lo mejor de sí, consciente de que entre todos hacemos Sensalia Labs.  

Para mí el modelo de empresa ideal realmente no es la empresa jerárquica de ‘ordeno y mando’, en cambio tiene más bien forma de red. El organigrama de Sensalia Labs es mucho más en red que en jerarquía, es la empresa como organismo vivo, donde todos somos cocreadores de su salud. Mi ilusión es que cocreemos una empresa sana y feliz. 

¿Qué tenéis en cuenta en vuestros procesos de selección? 

Realmente las entrevistas de selección son para conocer a la persona, más allá de lo escrito en el currículum. El proceso de selección para mí es preguntar en detalle lo que a esa persona le interesa, lo que le motiva, y ver si sus valores coinciden con los de Sensalia Labs.  

Para mí lo primero de todo es que sea buena persona. Eso es innegociable.     

Creo que el proceso de selección es uno de los procesos más importantes de la empresa. 

¿Cómo te definirías en el trabajo?  

En el equipo somos 20 personas, ya empieza a ser un número importante. Cuento con el autoliderazgo de cada uno de nosotros. Yo soy muy cercana en el día a día y mi despacho está siempre abierto. Todo el mundo sabe que puede entrar con un problema si trae también la solución, o al menos ha intentado encontrarla. Se soluciona el tema y next. Aprender para no volver a cometer ese error, y avanti, a por más frentes. 

¿Cómo ves la formación del futuro? 

La veo como un proceso muy autodidacta y basado en la responsabilidad de cada uno de conocer sus puntos fuertes y sus puntos de mejora, y desde ahí nutriéndose en función de sus intereses. 

¿Para ti existe la dicotomía del terreno personal y el terreno profesional? 

Para mí no, desde mi punto de vista ERES una persona. Obviamente que tienes que conocer el entorno en el que vas a trabajar, los valores de la empresa y al resto de personas del equipo. Pero la clave para mí es llegar con el corazón abierto y el gesto generoso de querer dar lo mejor de ti. Puede sonar naif, pero sólo así serás feliz y contagiarás felicidad. 

¿Cómo conectarías vuestros valores y vuestra manera de trabajar con todo el sector de la belleza? 

Considero que trabajar en el sector de la belleza es un regalo y a la vez es un reto, una responsabilidad. A través de la cosmética, cuidando la apariencia externa, ayudamos en la autoestima y la autoimagen. Es ayudar a la gente a que esté mejor por fuera para que esté mejor por dentro, sin manipular ni generar necesidades que no hay. Cada vez todos estamos más de acuerdo en que la belleza es holística y se habla mucho del internal beauty. Tener buenos productos para cubrir mi external beauty, me ayuda en mi camino al internal beauty, que es la parte verdaderamente fundamental. Yo por ejemplo de joven tenía muchos problemas de acné, y el poder tratarlo y a la vez camuflarlo, me permitía salir de casa con más seguridad.  

Creo que tenemos la suerte de trabajar en un sector muy bonito y en el que se puede hacer una gran labor desde la honestidad.  

¿Qué retos tiene Sensalia a nivel de formación y de equipo? 

A nivel de equipo tenemos el reto de seguir trabajando para convertirnos en un equipo de alto rendimiento. Me fascina la imagen de esos equipos compenetrados, por ejemplo en las regatas de vela, o la imagen del cuerpo humano, donde cada órgano da lo mejor de sí y se pone al servicio del resto en una eficiencia mágica. Para ello tenemos que seguir trabajando valores y cualidades clave como la comunicación verdadera y la confianza verdadera. Periódicamente montamos sesiones y actividades en esta línea.  

Un reto que también tenemos como equipo es integrar el teletrabajo cuando volvamos a la normalidad. Yo soy muy fan del trabajo presencial, porque lo humano no se vive igual entre pantallas. Pero ahora que hemos descubierto las virtudes del teletrabajo, hay que encontrar el sano equilibrio. 

A nivel individual y más técnico, todos tenemos libertad en los cursos o módulos puntuales que queramos hacer para reforzar nuestros conocimientos.  

También contamos con una biblioteca de libros, principalmente de autoconocimiento y desarrollo personal, aunque también hay libros técnicos. 

¿Qué tipo de formación os gustaría encontrar y que pudiéramos trabajar desde la Beauty Business School? 

Desde la BBS, lo estáis haciendo muy bien, dais importancia a la base, sois muy receptivos a las necesidades del sector. Por ejemplo, en el programa de Ecommerce in Beauty, hay mucha información valiosa y es muy completo. Sois muy proactivos y detectais lo que hace falta en la industria. 

A lo mejor lo que echaría en falta sería hacer más formaciones de desarrollo personal y de cualidades de trabajo en equipo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Sé el primero en saber las actividades y formaciones que lanzamos desde la Beauty Business School!