Blog

Artículos

¿QUÉ ES UN CHAMPÚ?

¿Qué propiedades buscamos en este tipo de producto? 

Podríamos decir que un champú es un producto destinado a limpiar el cabello, pero nos quedaríamos un poco cortos. Para ser más concretos, lo definiremos como un producto en forma de líquido, gel, crema o polvo, formulado a base de tensioactivos que ofrece propiedades detergentes, humectantes, emulsionantes y espumantes para limpiar el cuero cabelludo y cabello, dejándolo suave, flexible, lustroso y fácil de manejar. 

 

Pero ¿qué son los tensioactivos? Los tensioactivos son moléculas anfílicas, es decir con una cadena hidrofóbica, afín a los lípidos, y una cabeza hidrofílica, afín al agua. En función de la naturaleza química de la cabeza hidrofílica en un medio acuoso, podemos distinguirlos en: iónicos (con carga) y no iónicos (sin carga). Y dentro de los iónicos, encontramos aniónicos (carga negativa), catiónicos (carga positiva) y anfotéricos (carga positiva y negativa), cada uno de ellos con una función: 

  • Tensioactivos aniónicos: actúan como tensioactivos primarios, es decir, aparecen con mayor concentración en este tipo de productos (8-12%), y aportan el poder detergente y espumante. 
  • Tensioactivos no iónicos/anfotéricos: aparecen como tensioactivos secundarios (2-5%), potenciando la función detergente y espumante, y reduciendo el poder irritante de los primarios. 
  • Tensioactivos catiónicos: los encontramos con una concentración entre un 0,1 y un 1% y actúan como acondicionadores del cabello.  

¿Y a qué se debe su función? Para poder abordar esta cuestión, primero debemos tener en cuenta que: 

  • La superficie del cabello tiene naturaleza aniónica. 
  • Un cabello castigado se carga aún más negativamente. 
  • Los compuestos catiónicos presentan una gran afinidad por la superficie. 
  • Todos los tensioactivos tienen la capacidad de formar micelas, es decir, en un medio hidrofílico, organizarse disponiendo sus cadenas hidrofóbicas hacia el interior, y por lo tanto, de atrapar el sebo y suciedad del cabello dentro de estas. 

Teniendo en cuenta estos puntos, es de esperar que los tensioactivos catiónicos, gracias a su gran afinidad por la superficie aniónica, actúen como acondicionadores. En cambio, son de poca utilidad en limpieza debido a que se absorben sobre la superficie, en lugar de solubilizar la suciedad depositada.  

En cuanto a los tensioactivos aniónicos, según la longitud de la cadena hidrofóbica podrán variar su capacidad espumante y detergente. A mayor longitud de la cadena, menor capacidad espumante y mayor poder detergente. Es decir, en contra de lo que solemos pensar, la espumosidad no es sinónimo de limpieza, y podemos obtener un champú que genere poca espuma, pero con muy buen poder detergente. 

Por último, el claim “sin” se ha vuelto muy popular dentro de esta categoría de productos: “sin sulfatos”, “sin siliconas”, “sin parabenos”, etc.  

Asociamos estas palabras a algo dañino, sin saber realmente qué son o por qué han sido catalogados como negativos.  En el caso de los sulfatos, se hace referencia a una categoría de tensioactivos aniónicos, con alto poder detergente y espumante, y tachados por tener un perfil irritante mayor que otros. No obstante, no todos los sulfatos son iguales, y existen algunos como el Zinc Coco Sulfate o el Zinc Coceth Sulfate, mucho menos irritantes e ideales para formular productos para pieles sensibles o infantiles. Además, las fórmulas son muy complejas, se evalúan previamente al lanzamiento, y no podemos tachar un producto por uno de sus ingredientes. Primero, deberemos contemplar qué es lo que necesita nuestro cabello y luego, escoger teniendo en cuenta la fórmula global. Existen casos en los que los sulfatos no se recomiendan, como pueden ser los pelos teñidos. Pero, en otros no existe problema alguno. 

¿Te gustaría ampliar tu conocimiento en capilar? 

¡Consulta el programa del Curso Avanzado Técnico en Capilar! 

 

Ana Calabuig

Marketing & Communication en Beauty Cluster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Sé el primero en saber las actividades y formaciones que lanzamos desde la Beauty Business School!